Conforme a la ley y a los estatutos de Prim, todo accionista con derecho de asistencia puede hacerse representar en la Junta General por otra persona que también sea accionista con derecho de asistencia.
La representación debe conferirse por escrito, o por medios de comunicación a distancia, en uno u otro caso, con carácter especial para cada Junta.
Cuando la solicitud de representación se formule de forma pública, el documento en que conste deberá contener o llevar anejo el orden del día, así como la solicitud de instrucciones para el ejercicio del derecho de voto y la indicación del sentido en que votará el representante en caso de que no se impartan instrucciones precisas.
Cuando el representante sea cónyuge, ascendiente o descendiente del representado, o cuando aquel ostente poder general conferido en documento público, con facultades para administrar todo el patrimonio que el representado tuviere en territorio nacional, no serán exigibles las restricciones de los dos párrafos anteriores.
El accionista que haya otorgado su representación puede revocarla en todo tiempo. La asistencia personal del representado a la Junta tiene valor de revocación.